Es
Fr

Diseño de patrones de colocación

patrones de colocación mayor precisión
patrones de colocación mayor precisión

Diseñar un patrón de colocación favorece la armonía al distribuir elementos como azulejos, mosaicos, vigas u otros, a lo largo de una línea, área o volumen, con el fin de definir la amplitud de sus extremos así como el número de piezas o elementos necesarios, con la mayor precisión posible.

El cálculo del patrón en esta página se realiza acorde a un único sentido (una línea) cada la vez.

Esto significa que si quiere ajustar el patrón a un área rectangular, deberá calcular el largo primero y luego el ancho de la misma.

El número necesario de elementos corresponde a la cantidad de elementos necesarios antes de hacer los cortes. Por ejemplo: en caso de cortes inferiores a la mitad de un elemento por ambos lados, basta con utilizar un único elemento para utilizar los dos cortes. Este indicador predice el número de componentes necesario antes de ponerse manos a la obra.

Herramienta de cálculo del patrón


Longitud o amplitud del área a cubrir: 
Largo de la pieza (azulejo, mosaico u otro):
Ancho de las juntas:
Ancho de las juntas periféricas:

Resultados


Caso N°1 : Comienza con una pieza entera y termina con una pieza recortada:

Anchura del corte en el extremo: 
7,7 cm
Número de piezas necesarias*
11,5


Caso N°2 : Comienza y termina de la misma manera, con media o menos de media pieza recortada:

Anchura del corte en el extremo: 
3,7 cm
Número de piezas necesarias*
12

El centro está ocupado por un elemento.


Caso N°3 : Comienza y termina de la misma manera, con media o más de media pieza recortada:

Anchura del corte en el extremo: 
20,4 cm
Número de piezas necesarias*
12

El centro está ocupado por una junta.


Caso N°4 : Comienza con una pieza recortada y termina con una pieza recortada:

Anchura del elemento inicial: 
Anchura del corte en el extremo opuesto: 
32,7 cm
Número de piezas necesarias*
11,5

Las diferentes formas de diseñar un patrón de colocación

  • Comenzar con una pieza entera y terminar con una recortada.
  • Encontrar un balance entre los extremos con media o menos de media pieza para cada extremo.
  • Encontrar un balance entre los extremos con media o más de media pieza para cada extremo.
  • Comenzar y terminar con piezas recortadas.

El primer método de distribución de los elementos es el más fácil de poner en práctica; es también el más económico.
El tercer método de distribución de los elementos es el mejor en términos de estética.
El último método le permite ajustar manualmente el patrón a voluntad.

* El número de piezas necesarias es el número de piezas completas más el número de piezas recortadas, por lo tanto:

  • En el primer caso, si el recorte es menor a la mitad de una pieza, entonces debe contarse como una mitad ya que el recorte restante puede ser reutilizado en la siguiente línea.
  • En el segundo caso, como ambos recortes son inferiores o iguales a la mitad de una pieza, deben contarse como si fueran una sola pieza.
  • En el tercer caso, como ambos recortes son mayores a la mitad, cada recorte debe contarse como si fuera una pieza entera, ya que lo que resta de cada recorte difícilmente podrá ser reutilizado.
  • En el cuarto caso, si la suma de ambos recortes es menor o igual a una pieza entera, ambas deben contarse como una pieza. Si uno de estos es menor a la mitad de una pieza, deberán contarse como una pieza y media. Si nada de lo anterior es válido, cada pieza debe contarse como una pieza entera.

Para su información: el tamaño de los recortes se expresa en la misma unidad que la utilizada para la longitud de las piezas.

Compensar la diferencia de un recorte

Atendiendo a los distintos supuestos de distribución de elementos, en ocasiones los múltiples elementos y juntas necesarios no nos permitirán obtener un recorte que mantenga la longitud de una pieza completa.

Para esto hay dos soluciones: escoger otro patrón o alterar el largo de las juntas.

De esta forma, algunas veces obtendrá un mensaje que le advertirá para que aumente el ancho de las juntas periféricas, con el fin de compensar esta diferencia.

Pongamos un ejemplo: Un pasillo de 1 metro de ancho (1000 mm) en el cual queremos colocar azulejos de 32cm de largo (320 mm) con juntas de 8 mm de ancho entre cada azulejo y de 10 mm como juntas periféricas. Para los casos 1 y 3 necesitaríamos 3 piezas enteras, pero el total para los 3 azulejos y las 2 juntas entre ellos es de, 976 mm, lo cual no es suficiente para llenar la brecha entre las juntas periféricas, 980 mm. Ya que la brecha restante, 4 mm, es menor que la junta de 8 mm, no habrá forma de añadir una junta seguida de un recorte. La solución propuesta en este caso consiste en incrementar el ancho de las juntas periféricas en 2 mm para cada uno de los extremos de las piezas.

diferencia-recorte



El diseño de un patrón es útil para

  • Colocación de baldosas
  • Azulejos
  • Pavimentos
  • Parquet
  • Loza
  • Ladrillo visto
  • Revestimiento para murales
  • Tapicería
  • Falsos techos
  • Paredes de ladrillos
  • Vigas y viguetas
  • Mampostería o placas de yeso
  • Techos de yeso
  • Cerramientos
  • Carpintería
  • u otros

Consejos

Sea cuidadoso al comprobar el nivel y la superficie del área a tratar.

Sea cuidadoso al comprobar el "paralelismo" entre los extremos.

Desde el punto de vista estético, es preferible utilizar el método descrito en el caso N°3.



Lista de páginas de cálculo