Calcular el coste real de un vehículo

Calculez votre budget automobile

Puede calcular el verdadero coste de cualquier tipo de vehículo. El coste que supone tener un vehículo forma parte de las partidas de gasto más importantes para la mayoría de las familias y empresas. A menudo no tenemos en cuenta nada más que el consumo de combustible, pero es necesario indicar que este gasto solo representa una pequeña parte del coste real por kilómetro recorrido.

Esta página de cálculo es gratuita y anónima, como todas las demás. Puede utilizarla tantas veces como quiera.

Calcule cuánto cuesta su automóvil

Moneda: 

Información de las etiquetas, más abajo en la página.
Coste inicial de un vehículo: 
$
Mensualidades o plazos del crédito: 
Duración del crédito: 
Periodo de utilización: 
Precio de reventa estimado: 
$
Distancia recorrida: 
Consumo de combustible: 
litros cada 100 km
Precio del combustible: 
$ por litro
Seguro: 
Riesgos no asegurados: 
Nulo
Bajo
Modio
Alto
Muy Alto
Coste de un par de neumáticos montados: 
$
Frecuencia de cambio de 2 neumáticos cada: 
Coste del cambio de aceite: 
Otros gastos de mantenimiento y reparaciones: 
Lavados: 
Parking y garaje: 
ITV, impuestos, multas y otras sanciones: 
 
 
Coste por km 
Coste por año 
Coste total 
Proporción

Coste total
0,000 $
0 $
0 $
100,0 %

Coste del vehículo: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Coste del combustible: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Coste del seguro: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Riesgos no asegurados: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Coste neumáticos: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Coste cambio de aceite: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Mantenimiento: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Coste lavados: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Coste garaje: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %
Coste multas y otros: 
0,000 $
0 $
0 $
0,0 %

Proporción combustible sobre el coste total: 0,0 %
Kilometraje total recorrido: 0 km

¿Cuánto cuesta un coche, una moto o un camión por kilómetro al año?

Antes de responder a esta pregunta, es necesario tener en cuenta diversos factores. Para que resulte más fácil, puede utilizar la herramienta de cálculo que ofrecemos a continuación para conocer el coste real de su vehículo.

Posibles usos de esta página de cálculo del coste real de un vehículo

Vehículo personal

Tiene un vehículo en propiedad y quiere saber cuánto le cuesta.

Quiere saber de forma anticipada el coste real de un vehículo antes de comprarlo.

Formas de financiación

Puede realizar simulaciones en función de las distintas formas de financiación y analizar su impacto sobre el precio de coste real por kilómetro.

Alquiler de un vehículo

Si alquila un vehículo para varios días o por un largo periodo, introduzca el precio global del alquiler en la casilla "Coste inicial del vehículo" y el precio por día de alquiler en la casilla "Plazos del crédito" e indique el número de días de alquiler en la casilla "Duración del crédito". No escriba nada en las casillas relativas al mantenimiento, lavado, neumáticos, etc... Para los riesgos no asegurados, debe comprobar la franquicia para saber la cantidad que le será retenida en caso de que surja algún problema, pero es muy probable que deba marcar la casilla "Muy Alto".

Comparar el coste de dos vehículos

Gracias a esta herramienta de cálculo, puede realizar con facilidad estimaciones y comparaciones entre dos o más vehículos, como por ejemplo un modelo de gasolina y el mismo modelo en versión diesel o GLP. Tenga en cuenta que, para que la comparación sea fiable, es necesario estimar correctamente el kilometraje que el vehículo puede hacer. Por ejemplo:

  • Un ciclomotor rara vez recorre más de 20.000 km
  • Cuanto más alta es la cilindrada de una moto, mayor es capacidad para hacer kilómetros, pero una potencia por litro de cilindrada muy elevada reduce considerablemente la esperanza de vida
  • Un motor diesel tiene una esperanza de vida superior a un motor de gasolina: casi el 50% más (como el gasoil es más graso, los cilindros están mejor engrasados)
  • El GLP reduce la esperanza de vida del motor en torno a un 20% (el gas es seco, no engrasa los cilindros)

También puede comparar el coste por kilómetro para un mismo vehículo, dependiendo de su kilometraje anual, o en función de si la compra se hace al contado o a plazos, o incluso si lo compra nuevo o de ocasión, etc...

Flota de vehículos

Si se trata de una empresa, una asociación, etc…que posee uno o más vehículos profesionales, este módulo de cálculo le permitirá evaluar con precisión el coste real de sus vehículos.

Definición de los términos que afectan al coste de un vehículo

Coste inicial de un vehículo

Es la suma total invertida para su compra, incluyendo los gastos de transporte, matrícula, permisos, etc... Si la compra se realizó a crédito, anote únicamente las cantidades desembolsadas al inicio.

Si se trata de una compra con prima de desguace (o similar), anote el resultado del coste de compra menos la prima. Le recordamos la necesidad de considerar que la prima real debe tener en cuenta el valor de reventa de su anterior vehículo. Tomemos como ejemplo una prima de desguace de 10.000 $ para la compra de un vehículo eléctrico a cambio de un viejo vehículo diesel: si este último podía haberse vendido con facilidad por unos 4.000 $, ¡la prima real es de solo 6.000 $!

Mensualidades o plazos del crédito:

Introduzca aquí las mensualidades (u otros plazos) debidas o los créditos contratados para este vehículo.

Duración del crédito:

Si ha solicitado un crédito para financiar su vehículo, indique su duración aquí.

Si planea revender su vehículo antes de que termine el crédito, debe ajustar la duración del crédito con el periodo de utilización y descontar el resultado del reembolso anticipado del crédito sobre el precio de reventa, o bien indicar la duración real del crédito y dejar intacto el precio de reventa.

Periodo de utilización:

El periodo de utilización afecta en gran medida al coste real de un vehículo. Procure analizar este periodo o realice diferentes simulaciones para hacerse una idea más precisa.

Si considera la posibilidad de revender su vehículo antes de que termine el crédito, debe ajustar la duración del crédito con el periodo de utilización y descontar el resultado del reembolso anticipado del crédito sobre el precio de reventa.

Precio de reventa estimado:

A no ser que pretenda conservar su vehículo hasta el final de su vida útil, lo más frecuente es revenderlo después de varios años de leal servicio. Por lo tanto, el coste de amortización se verá modificado. Por una parte por un menor kilometraje y por otra por una recuperación parcial del coste de adquisición.

Al deshacerse de su vehículo para reemplazarlo por otro, lo más probable es que reciba un precio a cambio (a menos que vaya directamente al desguace) que puede descontar del coste global. Aunque no sea fácil estimar el precio con anterioridad, esta casilla tiene un impacto importante en el cálculo total, por lo que es mejor que no olvide completarla.

Lo más probable es que usted desconozca al potencial comprador y las condiciones de esta futura reventa, por lo que es muy difícil evaluar esta partida y pueden aparecer diferencias notables en el coste de amortización del vehículo. Puede realizar varias simulaciones y comparar los resultados. También puede obtener más información realizando una tasación de su coche o investigando en el mercado de segunda mano. Es mejor que no sea demasiado optimista al respecto o corre el riesgo de obtener un coste por kilómetro inferior al real.

Distancia recorrida:

La distancia recorrida condiciona el coste por kilómetro del vehículo, incluso más que el periodo de utilización. Este valor debe ser lo más exacto posible para que los cálculos sean realistas.

Procure analizarlo con la mayor precisión posible. Puede indicarlo por periodos de tiempo o para el periodo total de utilización del vehículo (km en total).

Combustible:

Introduzca aquí simplemente el precio por litro del combustible utilizado. Ya que las tarifas de combustible fluctúan continuamente, lo más sencillo es anotar la tarifa vigente. Tendrá una visión instantánea de los resultados a día de hoy. Por supuesto, si le resulta útil, puede modificar esta tarifa para hacerse una idea y realizar una proyección sobre otro periodo de la vida del vehículo.

Electricidad:

El coche eléctrico cobra cada vez más importancia en el sector del automóvil. Si quiere utilizar esta página de cálculo para establecer el coste real de un vehículo eléctrico, la mayoría de criterios son idénticos, pero en lugar de completar los datos para los campos de "consumo de combustible" y "precio del combustible", anote la información sobre la "autonomía eléctrica" y el "coste de la recarga".

Nota sobre los vehículos eléctricos:

Considerando la corta vida de los coches eléctricos, resulta difícil estimar su periodo de utilización. Un motor eléctrico puede vivir varias décadas. Sin embargo, las baterías son su punto neurálgico: su periodo de utilización es mucho más limitado en el tiempo. Por poner un ejemplo, el constructor Tesla garantiza sus baterías durante 8 años, sin límite de kilómetros, lo cual ya es todo un logro. Cuanto más alto sea su kilometraje anual, menor será el coste real por kilómetro, en este caso en proporciones mucho más importantes que las de un coche con un motor térmico.

Seguro:

Introduzca el importe de su prima de seguro y seleccione la frecuencia de cada pago.

Riesgos no asegurados:

Con frecuencia se olvida considerar los riesgos no asegurados. Sin embargo, son reales y lo más sensato es tenerlos en cuenta. Para simplificar el proceso, puede escoger entre cinco niveles de riesgo, desde "nulo" a "muy alto". Por ejemplo, algunos de estos riesgos son:

  • rotura del motor
  • robo (a no ser que esté asegurado contra robos), así como incendio, vandalismo, etc...
  • vehículo no reembolsado tras un accidente donde usted tiene la culpa o un accidente en solitario, sin terceros implicados, a no ser que esté asegurado a todo riesgo
  • franquicias
  • otros riesgos en los que no solemos pensar
  • carecer de seguro...

Atención, un riesgo no asegurado, incluso muy fuerte, no sustituye nunca a un seguro de "Responsabilidad civil" ni a un seguro de vida y enfermedad del conductor.

Esta partida varía en función de su situación, el lugar donde vive, su forma de conducir, etc… No es una ciencia exacta, pero lo más razonable es tener en cuenta este aspecto.

Coste de un par de neumáticos montados:

Generalmente, los neumáticos se cambian de dos en dos. Introduzca el coste total de cambiar dos neumáticos, es decir: precio de los neumáticos + montaje y equilibrado. Si desea saber más sobre los diferentes tamaños de neumáticos que puede utilizar, visite la página sobre las dimensiones de los neumáticos.

Frecuencia de cambio de los neumáticos:

Generalmente, los neumáticos se cambian de dos en dos. Como norma, los neumáticos delanteros se desgastan con mayor rapidez que los traseros en los vehículos con tracción delantera.

Coste del cambio de aceite:

El coste de un cambio de aceite puede variar mucho. Todo depende de lo que incluya y de dónde se realice. Un sencillo cambio de aceite hecho por uno mismo no cuesta más que el precio del aceite y la junta del tapón, en torno a veinte euros, en función del aceite escogido. Sin embargo, un cambio de aceite que incluya un cambio del filtro, en un coche grande y realizado por un profesional, puede costar 150 euros o más. De media, un cambo de aceite suele costar en torno a sesenta dolares / euros.

El cambio del filtro de aceite se realiza habitualmente una vez cada dos cambios de aceite. Si quiere un resultado más exacto, puede calcular la media entre ambas intervenciones (con y sin cambio de filtro de aceite).

La frecuencia de los cambios de aceite suele estar indicada en el libro de mantenimiento del vehículo. Generalmente se sitúa entre los 10.000 y los 15.000 kilómetros, a veces más, o como mínimo una vez al año. Para una moto, esta operación se realiza con más frecuencia.

Otros gastos de mantenimiento y reparaciones:

La casilla de otros gastos de mantenimiento y reparaciones es difícil de evaluar, salvo para los periodos ya pasados. Con vistas al futuro, puede realizar una evaluación media siguiendo su intuición o jugar con distintos valores y escenarios, lo que le facilitará una idea más fiable del impacto de esta partida en el precio de coste global del vehículo.

Lavados:

Introduzca simplemente la cantidad que destina al lavado de su vehículo y el periodo de tiempo elegido.

Garaje:

Si alquila un garaje para su vehículo y/o si tiene habitualmente costes de aparcamiento, introduzca la cantidad total de este gasto. No es obligatorio rellenar esta casilla.

Impuestos, multas y otras sanciones:

Algunos vehículos están sujetos a impuestos, como los camiones con la tasa por eje. Por distintas razones, algunas personas tienen que hacer frente a multas regularmente. Si considera útil rellenar esta casilla para evaluar el coste real de su vehículo, introduzca la cantidad que considere.

También la puede utilizar para incluir el coste de las inspecciones de vehículo (ITV), aunque no se trate de un auténtico impuesto.

¿Es necesario tener un vehículo en propiedad?

Si vive en una gran ciudad y tiene a su alcance una red de transporte público operativa y bien organizada, tal vez le interese cuestionarse el coste real global de un vehículo. Cada vez más ciudadanos prefieren no tener un vehículo en propiedad y optan por alquilarlo para las vacaciones o las ocasiones especiales. Hay que reconocer que puede ser una elección sensata.

Coste real de un vehículo

Un vehículo -ya sea un coche, una moto, una scooter, un camión, un autobús o cualquier otro- supone una carga financiera considerable dentro de cualquier presupuesto. Este gasto es muy representativo para los particulares, pero no lo es menos para los profesionales y las empresas. Además, es importante evaluar el coste real global de sus vehículos para establecer su presupuesto y, en su caso, tomar decisiones. Una empresa está acostumbrada a realizar este ejercicio con todas las partidas de gastos porque su buena salud financiera es crucial. Sin embargo, esto no ocurre en la mayoría de los hogares.

Para conocer el coste real de su vehículo (coche, moto, scooter, camión, autobús,…) debe tener en cuenta numerosos parámetros que van más allá del precio de adquisición y el precio del combustible.

De hecho, tendrá que realizar varias intervenciones de mantenimiento a lo largo de la vida de su vehículo: cambios de aceite regulares, cambios de filtros de aire y de los filtros de combustible, cambiar las luces y las escobillas del limpiaparabrisas, cambiar los neumáticos y montar los neumáticos de invierno o de verano, cambiar el filtro del aire acondicionado, cambiar las pastillas de freno y eventualmente los discos de freno. Puede realizar estos pequeños trabajos por sí mismo para que le resulten más económicos o encargárselos a un profesional.

La partida de reparaciones y gastos varios

De vez en cuando tendrá que acometer reparaciones para reparar piezas desgastadas, rotura de cristales y otras cuestiones menores. Algunos de estos trabajos pueden resultar muy costosos en relación con el precio de compra de su vehículo o su valor de mercado (por ejemplo cambiar un motor puede costar 1.400 $ / €, reparar un arañazo en la carrocería en torno a 500 $ / €). A veces no le resultará conveniente que el seguro se haga cargo de estas cosas, porque es posible que le corresponda abonar una franquicia elevada y además le impongan una penalización en su cuota periódica.

Las normas de circulación y el número creciente de radares en las carreteras nos exponen cada vez más a la posibilidad de tener que asumir el pago de multas y otros impuestos o tasas (entre los que incluimos la inspección técnica de vehículos): es necesario tenerlos presentes en el cómputo total de lo que cuesta un coche, al igual que los rasguños y golpes que puede sufrir la chapa en los aparcamientos.

¿Alquila una plaza de parking o un garaje para guardar su vehículo? También debe incluir este coste en el cálculo global.

Además, si ha comprado su vehículo a un precio determinado (en función de si su coche es nuevo o de ocasión) gracias a un crédito, a menos que sea un préstamo para su empresa, también debe tener en cuenta el coste de este crédito sobre el periodo de utilización de su vehículo.

La partida de combustible

Si utiliza un vehículo que funciona con diesel, gasolina o GLP, debe considerar el consumo medio por cada 100 km. Casi todos los vehículos hoy en día cuentan con un indicador que facilita esta información en tiempo real. Si no es el caso de su vehículo, puede calcular este consumo de forma muy sencilla: llene el depósito y anote el número de kilómetros en el contador. Circule hasta que sea necesario llenar el depósito de nuevo y anote el número de kilómetros recorridos y el número de litros consumidos desde el lleno anterior. Seguidamente, visite la página: Calcular el consumo medio de combustible de un vehículo.

Seguro

Por último, pero no menos importante, el seguro de auto que debe pagar todos los años y cuyo precio aumenta si participa en accidentes en los que es considerado responsable.