Es
Fr

Calcular el consumo medio de combustible cada 100 km

Calcular el consumo medio de combustible cada 100 kilómetros

Pistola de combustible

Averigua el consumo medio de gasolina, diesel, etanol o gas, el precio de coste y la energía utilizada por un coche, una motocicleta, un camión o, por qué no, un barco o un avión.

Además del consumo medio, obtendréis el precio de coste y la cantidad de energía empleada.

El combustible es solo una parte del costo de un vehículo. Si desea calcular el costo por kilómetro de un vehículo, vaya a la página Calcular el coste real de un vehículo.

La forma más sencilla de calcular el consumo medio de combustible de un vehículo es la siguiente:

  • Poner el cuentakilómetros diario a cero cuando llenamos el depósito.
  • Circular hasta que el depósito esté casi vacío.
  • Volver a llenar el depósito de gasolina o diesel.
  • Anotar la cantidad de litros necesaria para llenar completamente el depósito, así como el número de kilómetros recorridos según el cuentakilómetros.
  • Solo falta introducir los valores obtenidos a continuación para calcular el consumo medio cada 100 kilómetros.

Consumo, coste y energía

Moneda:
Volumen de combustible:
 litros
Kilómetros recorridos:
 Kilómetros
Coste del combustible:
 por litros
Tipo de combustible:
Gasolina
Diesel
GLP – Gas Licuado de Petróleo
GNC – Gas Natural Comprimido
Etanol
Consumo:
6,25 litros cada 100 km
Precio de coste:
9,06 $ cada 100 km
Es decir:
0,09 $ por km
Energía consumida:
68,75 kWh cada 100 km
Emisión de CO2:
166 g de CO2 por km

Conducción racional

Es posible reducir notablemente el consumo de combustible llevando a cabo lo que se conoce como conducción "racional". Aquí recordamos algunas recomendaciones útiles:

  • Mantenga una mayor distancia de seguridad con el vehículo que va delante. De este modo, frenará y acelerará con menos frecuencia. Esto no le impedirá llegar a su destino a la misma hora.
  • Anticípese en la medida de lo posible a todos los riesgos y contingencias de la vía. Esto le ayudará a evitar accidentes y a reducir el consumo.
  • Levante el pie mucho antes de llegar a un semáforo en rojo o una rotonda. Es inútil mantener el pie en el acelerador para tener que frenar en el último momento.
  • No utilice las marchas más cortas si no está acelerando.
  • Reduzca la velocidad cuando sea necesario volver a acelerar.

Cálculo de las emisiones de CO2

La última línea de la tabla de resultados indica la cantidad de CO2 emitida por cada kilómetro recorrido.

Es interesante constatar, al realizar varias simulaciones, que ante la misma cantidad de energía consumida (en kwh), la producción de dióxido de carbono (CO2) es muy parecida para la gasolina y para el diesel. Por el contrario, el GLP obtiene mejores resultados.

Fíjense en que esto ocurre "ante la misma cantidad de energía consumida". Sin embargo, los consumos de un mismo tipo de vehículo no son los mismos, dependen de su motor y del carburante utilizado. Por este motivo, la energía producida para una misma unidad de volumen de combustible es diferente en función de su tipología.

Por ejemplo, un vehículo que necesite 55 kwh para recorrer 100 km emite:

  • 131 g de CO2 por km si funciona con gasolina, para un consumo de 5,56 L cada 100 km
  • 133 g de CO2 por km si funciona con diesel, para un consumo de 5L cada 100 km
  • 123 g de CO2 por km si funciona con GLP, para un consumo de 7,14 L cada 100 km

Por lo tanto, un vehículo que funcione con GLP consumirá más combustible pero producirá menos CO2 que un vehículo de gasolina. Igualmente, un vehículo de gasolina consumirá más que su equivalente diesel emitiendo menos CO2.

A esto hay que añadir el consumo de energía gris y las emisiones de CO2 vinculadas a la fabricación de los vehículos que hay que considerar (o amortizar) en el número total de kilómetros recorridos a lo largo de su vida útil. Además, un vehículo diesel recorre de media la mitad de kilómetros más que uno de gasolina, y un motor de gasolina que funcione con GLP tiene una esperanza de vida menor. De hecho, el GLP seca los cilindros, lo que acelera el desgaste del motor, mientras el gasoil es mucho más graso y engrasa los cilindros, aumentando sensiblemente la longevidad del motor.

Nótese que este análisis únicamente tiene en cuenta las emisiones de CO2, sin considerar otros agentes contaminantes.

Energía consumida

La energía consumida corresponde a la cantidad de energía que contiene el carburante. La energía restituida en forma de energía cinética para el vehículo es aproximadamente tres veces menor (con grandes variaciones de un modelo a otro), puesto que el rendimiento de un motor térmico no tan es maravilloso como para convertir la totalidad de la energía química del carburante en energía cinética. El resto se convierte en calor, que generalmente se pierde.