Es
Fr

Cuotas periódicas capitalizadas

Cálculo de inversiones fijas con intereses compuestos

Una inversión fija capitalizada es una inversión donde los pagos se realizan periódicamente todos los meses con una cantidad constante, y en la que los intereses producidos se acumulan para integrar un capital mayor de año en año. Los intereses producidos durante un año generan nuevos intereses los años sucesivos, que se suman a los pagos realizados, y así sucesivamente.

Inversiones financieras
Inversiones financieras

¿Cuánto generan, por ejemplo, 100 € invertidos mensualmente durante 30 años a 2,5% por año? La solución la encontrará en el módulo siguiente que le permite comparar, al mismo tiempo, dos simulaciones diferentes. Introduzca los valores correspondientes según su situación y obtendrá el resultado.

Inversión fija capitalizada Nº1

Moneda:
Cantidad inicial:
*
Pagos regulares:
Frecuencia de pagos:
Tasa de interés anual:
%
Duración:
años
Importe final: 53 394 $
Total pagos: 36 000 $
Cantidad + pagos: 36 000 $
Intereses ganados: 17 394 $

Inversión fija capitalizada Nº2

Moneda:
Cantidad inicial:
*
Pagos regulares:
Frecuencia de pagos:
Tasa de interés anual:
%
Duración:
años
Importe final: 68 751 $
Total pagos: 36 000 $
Cantidad + pagos: 36 000 $
Intereses ganados: 32 751 $

*La cantidad inicial se suma al primer pago. Por ejemplo: para una cantidad inicial de 1.000 € y un pago de 100 €, el primer día deberá colocar: 1.100 €.

¿Cómo ahorrar?

En primer lugar, es interesante tomarse el tiempo necesario para anotar en un papel todos los ingresos que tiene; es decir, el dinero que periódicamente llega a sus manos. Estos ingresos pueden ser salarios, indemnizaciones por minusvalía, alquileres cobrados, dividendos de acciones en distintas empresas, asignaciones familiares (tenga en cuenta la duración de estos ingresos, que generalmente dependen de la edad de los niños). Una vez que tenga claro cuáles son sus ingresos (mensuales, trimestrales o anuales, depende de usted), haga la misma operación con sus gastos. Anote todos los cargos que tiene: pagos de préstamos, facturas recurrentes e inevitables como la energía, impuestos, pensiones de alimentos, costes de la escolarización de sus hijos, gasto en tabaco y otros «placeres» que se concede, gastos relacionados con la casa y la vida cotidiana, etc.

Los gastos del vehículo representan una partida considerable. Para realizar un análisis detallado de estos gastos, puede visitar la página sobre el coste real de un vehículo.

Ingresos - gastos = ?

  • Si su resultado es cero, es posible reducir algunos gastos de aquí o allá. También es aconsejable cancelar los créditos para obtener un poco de margen de ahorro que le aporte un poco de oxígeno y mucha serenidad de cara al futuro.
  • Si su balance es negativo, es el momento de actuar y reorganizar su estilo de vida. Los gastos en ocio, compras de bienes de consumo... ¿son realmente tan necesarios? ¿no es posible esperar un poco para cambiar su smartphone o su televisor?
  • Si su balance es positivo, ha determinado su capacidad de ahorro.

¿Cuál es la mejor inversión?

En este punto, únicamente usted es capaz de determinar cuál es la inversión que más le conviene. Para ello, debe considerar distintas cuestiones y dotar a cada una de un peso relativo, creando una especie de coeficiente de importancia.

A continuación le sugerimos algunas de las cuestiones que se puede plantear (esta lista no es exhaustiva, su estilo de vida condiciona sus expectativas respecto a sus inversiones):

  • ¿Es razonable invertir mi dinero a largo o a corto plazo?
  • ¿Necesitaré este dinero en el corto plazo (concrete qué significa «corto»)?
  • ¿Qué rendimiento espero obtener?
  • ¿Cómo se obtiene este rendimiento?
  • ¿Qué nivel de riesgo estoy dispuesto a asumir?
  • ¿Están garantizados mi capital y mis rendimientos? ¿Por quién?
  • ¿Cuáles son los costes (trimestrales, anuales, etc...) de mantenimiento o de gestión?
  • ¿Quiero hacer una inversión para transmitir el capital a mis hijos o a otras personas queridas?
  • Si es así… ¿cuáles serán los impuestos aplicables a la transmisión de ese patrimonio?
  • ¿Cuál es el régimen fiscal de las distintas inversiones que podrían interesarme? En consecuencia, ¿cuáles serán mis ganancias reales al final del periodo?
  • Esta inversión también puede representar un aporte económico para mi jubilación... ¿hay inversiones más adecuadas que otras?
  • Deseo realizar trabajos de mejora de mi vivienda cuando sea necesario (ampliación por un nuevo nacimiento, mejora del aislamiento, reparación del tejado,...): ¿Qué inversiones me permitirán beneficiarme de un préstamo bonificado?
  • Y cualquier otra cuestión que le venga en mente, aunque algunas puedan parecer muy ingenuas.

En cualquier caso, le animamos a consultar con los bancos y escuchar lo que le ofrecen. Tómese el tiempo que necesite para revisar la documentación tranquilamente. Anote en los folletos informativos todas las consultas que le vengan en mente (sobre todo intente comprender lo que no está escrito) y vuelva a visitar a los bancos para que le respondan con claridad. No dude en consultar con sus amigos, sus familiares o sus colegas de trabajo. Pueden aportarle ideas, compartir con usted sus experiencias, sus posibles problemas... ¡Sacie su curiosidad! La curiosidad no mató al gato… eso solo se les dice a los niños para que no atosiguen a los adultos con sus preguntas. En este asunto, usted es un adulto y su agente bancario también: aproveche la situación de forma abierta y constructiva.


Lista de páginas de cálculo